Archive | Green Knight RSS feed for this section

Sir Gawain and the Green Knight, un conte maravell`s anglès del s.XIV

24 May

Conferenciante: Lola Badia.

Análisis descroptivo de Sir Gawain and the Green Knight

Es un libro relacionado con el folklore, un “fairy tale”, un cuento de hadas, que estaban muy de moda en el s. XIV.

El manuscrito de Sir Gawain and the Green Knight, del que solo queda un ejemplar en el mundo, está escrito en inglés de las West Midlands, no en el inglés imperante de la época. Por eso Tolkien, amante de todo aquello que fuera anterior a la invasión normanda, y el inglés de las West Midlands es anterior a la invasión normanda, cogió tanto aprecio por este libro. Le sorprendía encontrar un libro de esa época escrito en ese inglés. Era algo que había sobrevivido a la invasión normanda y a los franceses.

Es un poema escrito en 101 estrofas, pero no está pensado para ser leído individualmente, cada uno leyéndolo solo, sino que está pensado para ser leído, recitado. Por ello, al leerlo uno mismo, lo encuentra muy complicado.

Sir Gawain es un problema Artúrico, por lo tanto, hay siempre unos hechos que son iguales en todo este tipo de novelas. El Rey Arturo era el mejor rey que jamás había habido. Ginebra era la mejor reina, y la más atractiva. Los Caballeros de la Mesa Redonda eran los mejores caballeros de todo el mundo. Era una forma de ser en las novelas que se repetía constantemente en el ciclo artúrico.

Todo esto, proviene de la literatura francesa y provenzal, pero se desarrolló en la literatura inglesa, dando a Inglaterra una imagen de poder.

Vamos a hablar ahora, no ya del tipo de obra, si no el propio Gawain.

Sir Gawain.

Sir Gawain es el sobrino del Rey Arturom y el mejor de los Caballeros de Arturo (en este libro, Lancelot no es importante). Este Gawain es muy distinto al de la literatura artúrica francesa. Aquí, Sir Gawain no es solo el mejor caballero de Arturo, sino que además es el caballero perfecto. En la literatura francesa, Gawain lo que es es un conquistador.

Gawain, por lo tanto, se rige por los ideales de la caballería. Así, siempre hace aquello que le corresponde hacer, aunque no le guste. Se encarga de las tareas que nadie quiere, y de todo aquello que sea muy arriesgado. Es noble, amable, serio… personifica la caballerosidad medieval más absoluta.

Cuando aparece el caballero verde, se nos da una descripción de él, un hombre enorme, con gran barba, pelo largo, todo verde (la barba, la ropa, el pelo, su cinturón…), e incluso su caballo es todo verde.Porta un gran hacha en una mano, un arma enorme, de proporciones colosales.

Este Caballero Verde, lanza un desafío a todos los caballeros de la Mesa Redonda, diciéndoles que no cree que ninguno de ellos tenga el valor de cortarle la cabeza, y dentro de un año, presentarse en el Santuario Verde, y dejar que sea él quien le corte la cabeza a su verdugo.

Ante tales palabras, el Rey Arturo está dispuesto a responder, pero Gawain, que sabe que el Rey Arturo es mayor, y que esa responsabilidad recae sobre él, acepta el desafío, y le corta la cabeza. Con todo, el Caballero Verde no muere. Sigue hablando, incluso con la cabeza cortada, y le recuerda a Gawain su deber de dirigirse en un año al Santuario Verde. El que pueda seguir hablando con la cabeza cortada es un motivo folklorico, un desafío (incluso decapitado, sigue hablando).

Durante un año, en la corte de Arturo todo son fiestas, pero finalmente, se va acercando el momento en que Gawain ha de partir, para enfrentarse al caballero verde y cumplir con su palabra. Es importante decir, que Gawain es un personaje muy devoto, es muy cristiano. Eso lo veremos en sus armas, y en su escudo, sobretodo.

Así, cuando han pasado unos once meses, Gawain se prepara para marchar a enfrentarse a su destino. Se arma como caballero (la descripción que hace el libro es realmente buena, muy concreta, y descriptiva), y así, Gawain se pone su cota de mallas, su yelmo, guanteletes, grevas, armadura acolchada… en fin, todo, y todo, en aquel momento, resplandece enormemente (las armas y armaduras resplandecían antes de iniciarse la batalla, ya que después, entre el viaje y la batalla, todo ello quedaba ensombrecido y en mal estado).

Es importante destacar el escudo de Sir Gawain. En vez de un escudo de armas, él llevaba un pentáculo, y este pentáculo representa las 5 virtudes del caballero medieval. El escudo es rojo, y el pentáculo blanco. Dentro del escudo, lleva una imagen de la Virgen María (la Madre de Dios tiene un importante parecido con Galadriel).

Gawain viaja al norte de Gales, en busca del Santuario Verde (pero no sabe dónde está, así que tendrá que buscarlo desesperadamente). Empieza a desesperar, de forma que, ante esa desesperación, pide ayuda a la Virgen María. Si no es capaz de encontrar ese santuario, no podrá cumplir con sus preceptos religiosos (quiere celebrar misa y maitines, y necesita una iglesia o un santuario en el que celebrar estos ritos). Sin lugar a dudas, esta devoción debía encantar a Tolkien, un hombre profundamente devoto y católico.

Gawain, con la ayuda de la Virgen María, finalmente, encuentra un castillo impresionante, con grandes muros, penachos, torres enormes… en este castillo, imperan las normas de la “cortesía caballeresca”. Así, todos son muy educados, galanes, etc.

En este castillo, Gawain conoce no solo al señor del castillo, si no también a dos mujeres. Una de ellas, es una vieja, y representa la vejez, el fin de la vida. La otra, es una dama joven, que representa la belleza, la vida. Es una forma de contraponer una cosa con la otra. Esta mujer joven, LA DAMA, resulta importante en la historia.

El señor de aquel castillo, le propone a Gawain un juego. Él (el señor del castillo) irá a cazar, mientras que Gawain se quedará en el castillo. Al acabar el día, cada uno le dará al otro lo que haya conseguido ese día. Gawain acepta, y el señor del castillo se va de caza. Hay 3 cacerías en total en la historia.

Empecemos por la 1ª cacería.

Sir Gawain, mientras está en la cama, observa como LA DAMA entra en su habitación, y trata de seducirlo. Él es un caballero, así que debe satisfacerla en todo cuanto ella le pida. Con todo, Gawain es capaz de resistir la tentación que en él ejerce esa DAMA, y para ello, pide de nuevo ayuda a la Madre de Dios. Al final, acepta besar a la DAMA, pero solo un beso casto en la frente.

El señor del castillo vuelve de la cacería, donde ha conseguido cazar un gran ciervo. Se lo entrega a Gawain, y este, a cambio, le da un beso en la frente por el ciervo. Se ha completado el intercambio.

2ª cacería.

Al día siguiente, vuelven a hacer lo mismo. Y nuevamente, la DAMA trata de seducir a Gawain. Éste es capaz de volver a vencer a la tentación, pero tiene muchas mayores dificultades. Con todo, es capaz de imponerse, y finalmente, con otro beso, despide a la dama.

El señor del castillo, esta vez, ha traído un jabalí enorme, que casi había logrado darles esquinazo. Vuelven a intercambiarse los regalos, y termina esta segunda cacería.

3ª cacería.

Esta es la última de las cacerías.

El señor del castillo, se pone a perseguir a un zorro, que incluso llega a salir de Gales, pero él no ceja en su empeño, y finalmente consigue cazarlo y llevarlo al castillo.

Por el contrario, Sir Gawain vuelve a enfrentarse a la tentación. Al vencerla, la DAMA le entrega un cinturón de color verde que ella llevaba. Quien lleve ese cinturón, será totalmente invulnerable. Gawain se lo agradece, y se lo pone.

Cuando el Señor del Castillo vuelve, se intercambian de nuevo lo conseguido. Con todo, Gawain olvida entregarle el cinturón (si, olvida). Es un personaje sin maldad, de manera que el olvido no es más que eso, un olvido.

Gawain, como el tiempo se le echa encima, debe partir rápidamente hacia el Santuario Verde. Con todo, lo tranquilizan, y en el castillo le dicen que el santuario está ahí al lado, cerca, y que puede marchar el propio día 1 de enero, y estar allí por la tarde. Gawain acepta, y se queda festejando en el castillo hasta que debe partir, el mismo día.

Gawain, por lo tanto, se va a enfrentarse con su destino, y seguramente, con su muerte. Se dirige hacia donde le han indicado, y finalmente llega a una cueva, en la que se oye el ruido como de la piedra de un molino. Gawain entra, y descubre que el ruido proviene de una gran piedra de afilar que tiene el Caballero Verde, en la que está afilando su enorme hacha.

El Caballero Verde, por tanto, se dispone a cortarle la cabeza a Gawain. El Caballero Verde, hace un primer intento, pero se queda con la espada cerca del cuello de Gawain. Vuelve a hacer un segundo intento, pero tampoco ahora le corta la cabeza. Gawain, enfadado, le grita que haga el favor de cortarle la cabeza de una vez. El Caballero Verde realiza un nuevo intento, y esta vez solo le hace un pequeño corte en el cuello a Gawain. Luego empieza a reirse, y le dice que no puede cortarle la cabeza, por que lleva un cinturón que lo hace invulnerable (el cinturón verde).

Esto hunde moralmente a Gawain, ya que sabe que debería haber entregado el cinturón al señor del castillo, pero no lo ha hecho. Se considera un traidor, y un hombre que no ha cumplido con su palabra. Vuelve al castillo anterior, y allí reconoce su error y su traición. En vez de enfadarse con él, todos se rien, y dicen que no era más que otro juego de amor cortés, un juego de cortesía. Lo mismo le ocurre al volver a la corte del Rey Arturo, donde todos celebran verlo sano y salvo, y consideran que todo ha sido un juego, que no ha habido ninguna malicia.

Gawain, siendo el caballero perfecto, pero, no puede aceptar esto. Es un reflejo de como la sociedad acepta que Gawain no de el cinturón para poder sobrevivir. Gawain no lo ha hecho por eso, pero se siente deprimido por su fallo. Él mismo no puede soportar no haber estado al nivel ético que el mismo se exigía. Hay una confrontación entre la ética de la sociedad y la ética caballeresca.

Relación con Tolkien

Tolkien siempre había estado obsesionado con la lengua y cultura nórdica. Esta cultura y esta lengua se conservaron en Islandia, sobre todo.

Tolkien estudia el anglosajón, es un enamorado de esta lengua, y consigue, mediante presiones, que sea una asignatura que se impartirá en Oxford (en la Universidad).

Una vez dicho esto, veamos la actitud de Tolkien frente a la literatura Artúrica.

Primero, veamos de donde proviene la literatura artúrica.

Hay un antiguo texto, escrito por Godofred de Monmouth, llamado Historia de los Reyes de Inglaterra. Esta es la base de la literatura artúrica.

Pero, en la literatura artúrica, los “malos”, por así decirlo, son los sajones, ya que Arturo es un “britano”, un celta, posiblemente galés.  Esto le ocasiona a Tolkien un problema, porque él es se considera a sí mismo un anglosajón de Mercia. Por lo tanto, los anglosajones no pueden ser los malos.

A ello, añadamos que la literatura artúrica está muy influenciada por la cultura francesa. Ya sabemos lo que opinaba Tolkien de los franceses, así que no es de extrañar que tampoco le gustara demasiado por este motivo.

Hay algo, que si que le gusta a Tolkien del mito artúrico. El final. Arturo es un Rey que al final, herido de gravedad, en vez de morir, se embarca en un navío con Morgana (su hermanastra), y ambos se van hacia la Isla de Avalon (que nadie sabe exactamente donde está). No se sabe si Arturo muere o no, pero se dice que algún día volverá a reclamar el trono de Inglaterra.

Este último punto, a Tolkien le resultó muy interesante, la vuelta de un rey que se ha ido, pero que volverá cuando su reino lo necesite.

La novela artúrica, con todo, es también una novela con un punto de erotismo. Tolkien es católico, y de esa época, así que el erotismo no le gusta nada, y menos el triángulo amoroso que siempre se daba en la literatura artúrica, entre Arturo, Ginebra y Lancelot.

También hay otro asunto interesante en la novela artúrica. El tema del Sant Greal, el Santo Grial. La búsqueda de este objeto aparece repetidas veces. Además, solo aquel que sea puro y casto podrá encontrarlo (virginidad masculina). Siendo así, es finalmente Galahad quien lo encuentra. Galahad, es el hijo de Lancelot, tiene 15 años, y es vírgen. Se da la imagen de que la abstinencia sexual es “fantástica”.

Esto, se recoge en parte en Sir Gawain and the Green Knight. Hay una lucha constante entre Gawain y la tentación, evitando caer en ella.

Este tema de la tentación, ya para acabar, es vital en la obra de Tolkien. Tanto es así, que la historia del viaje de Frodo es una constante lucha entre Frodo y la tentación. Finalmente, en Mordor, Frodo cae en la tentación, el Anillo gana, pero Gollum consigue destruirlo. Frodo se siente abatido porque la tentación ha podido con él, pero, al final, consigue recuperarse. Lo mismo le ocurre a Sir Gawain, primero está destrozado, y después, poco a poco, consigue salir de ese estado.

Hay diversos paralelismos entre la obra de Sir Gawain and the Green Knight y El Señor de los Anillos.

-Para empezar, Sir Gawain es muy parecido a Aragorn. Es un héroe dispuesto a sacrificarse, es humilde, un gran guerrero que tiene su código ético y lo respeta. Las reglas del juego cortés medieval, no tienen por qué gustar, pero hay que respetarlas.

-Hay una idealización moral del universo caballeresco; así, por ejemplo, las armas de fuego y la tecnología son malo, pero las espadas y los caballos son buenos.

-Hay una constante lucha contra la tentación (Frodo y el Anillo, Gawain y la Dama).

-Ambas son aventuras que comportan sacrificio personal.

-Hay un paso de las estaciones y una cronología interna muy apurada en ambos casos. El tiempo que pasa, y que hace que se acerque el momento de partir en busca del Caballero Verde, el viaje de Frodo, por ejemplo, por distintos lugares en distintas estaciones…

-Hay un paralelismo entre la madre de Dios y Galadriel.

– Las virtudes de Sir Gawain y de Aragorn.

-El héroe es tentado durante toda la historia, y al final, a pesar de toda su resistencia, acaba cayendo.

Hasta aquí, esta conferencia. Se ha analizado una obra de Tolkien, que es de un estilo distinto al que nos tiene acostumbrados, y al mismo tiempo, hemos podido ver algunos retazos de la influencia del libro en El Señor de los Anillos. Gracias por vuestra lectura.

Tolkien, Más allád e la Tierra Media, 2a parte.

7 Mar

Una vez habiendo leído el paso de la Inglaterra romana, a la anglosajona, y posteriormente a la normanda, podemos observar con detenimiento la obra de Tolkien a nivel académico.

Tolkien, desde joven, aprendió inglés y francés, estudió latín y griego, aprendió anglosajón de jóven (su gran amor literario), e incluso creo palabras en idioma gótico antiguo. Con esto, podemos ver que Tolkien era un verdadero enamorado de las lenguas.

Incluiré un claro esquema en el que podemos ver sus obras, pero me dentendré a comentar algunos de ellos, dada su importancia. Hemos de comprender, que dicho trabajo académico es muy importante en el desarrollo de Tolkien, tanto como persona, y también como escritor de ficción. Hemos de entender que muchos de sus trabajos, son basados en el análisis de textos antiguos, dónde Tolkien da una distinta interpretación a aquella que otros críticos habían hecho anteriormente.

Uno de sus trabajos más importantes es, sin lugar a dudas A Middle English Vocabulary, que es un compendio de palabras y expresiones que se utilizaban en Inglaterra con posterioridad a la conquista normanda, haciendo una traducción de como serían dichas palabras en el inglés actual. Es publicado en 1922, y lo hace Tolkien durante su estancia en Oxford, pero es publicado cuando ya está como profesor en la Universidad de Leeds. Es una obra muy completa, que como el propio Tolkien dice, “se le va de las manos”. (http://web.cn.edu/kwheeler/Middle_English_terms2.html)

En 1925, Tolkien escribe junto con E.V. Gordon Sir Gawain and the Green Knight, y es importante, especialmente, porque el método utilizado para su escritura está basado en la tradición anglosajona autóctona, no utilizando la tradición normanda. Utiliza el verso aliterado de las West Midlands del s.XIV. Tolkien empieza a trabajar en favor de la tradición anglosajona que tanto amaba.

A continuación, y en el mismo año 1925, Tolkien realiza 2 conferencias, en las que rebate la interpretación de dos expresiones inglesas, que habían sido traducidas del anglosajón, y les da una interpretación distinta, después de buscar los orígenes de dichas expresiones, remontándose a textos de siglos atrás.

En 1929, Tolkien hace un descrubrimiento muy importante, sobretodo para él mismo. En el “Ancene Wisse and Hali Meisheel”, que son textos para anacoretas, Tolkien descubre que en las West Midlands sobrevivió una lengua más relacionada con el inglés anglosajón que con el normando, y que dicha lengua se siguió utilizando en esa región con posterioridad a la invasión normanda. Esto, para él, es un hecho maravilloso, ya que siempre considerará que la invasión normanda fue un error a nivel cultural. A esta lengua superviviente, se la llamará lengua AB. Tolkien descubre que en estos dos textos, los verbos no se habían debilitado, si no que habían evolucionado, se habían vuelto más complejos.

En 1936, Tolkien se enfrenta a muchos críticos, cuando hace su interpretación de Beowulf en,Beowulf: The Monsters and  the Critics.

Beowulf es un poema angosajón del s.VIII, aunque su ejemplar más antiguo escrito es del ss.X. Consta de 3182 versos aliterados, y es el poema más largo en lengua anglosajona que se conserva. Tolkien, en contra de lo que la crítica creía en ese momento, dice que Beowulf no es un poema épico, porque eso “no encaja” como poema épico de ninguna manera, si no que es una elegía a los días perdidos, y a la juventud que ya ha quedado atrás.

Para entender esto, hay que decir que Beowulf, en su primera parte narra las aventuras de éste, y como Beowulf (que era gauta, es decir, godo), para ganar fama, acude al Hall de Heorot, en Dinamarca, que era atacado cada noche por Grendel. Beowulf llega, y acaba con Grendel y con su madre. A continuación siendo considerado el mayor guerrero de su época, vuelve lleno de gloria a su tierra. Entonces, el texto corta, y pasan 50 años, en los que sólo se dice que Beowulf llegó a rey, y que fue un gran rey. Entonces, un dragón empieza a atacar el reino de Beowulf, y el, como gran heroe y guerrero que es, va a enfrentarse a el, acabando con el dragón, pero falleciendo el mismo en el intento.

La crítica consideraba al autor de Beowulf como “un bárbaro menos tonto que los demás”, ya que esos 50 años que el texto “se salta” hacían que el texto perdiera mucha fuera. Tolkien les dice que el texto era funcional, que el autor lo que quería no era crear un poema épico, si no una elegía a la juventud. Beowulf joven mata a Grendel y a su madre y se convierte en un heroe. Beowulf viejo se enfrenta al dragón y muere.

Posteriormente, Tolkien publicará El Señor de los Anillos, su gran obra y por la que es más recordado, dejando prácticamente de lado todo trabajo académico. Con todo, Tolkien vuelca toda su experiencia y conocimientos en el Señor de los Anillos, haciendo que esta obra sea mucho más que una simple obra de fantasía. Así, y para acabar, un ejemplo que fue comentado durante la conferencia es que Rohan y sus rohirrim, tanto por sus armas, aspecto, cultura, edificaciones… son claramente anglosajones. Tolkien siempre consideró que los anglosajones perdieron en la batalla de Hastings porque carecían de caballería, y él, al crear su trilogía, dota a SUS anglosajones de la mejor caballería posible. Si uno analiza el Señor de los Anillos partiendo de Tolkien, y conociendo a su autor, podrá ir viendo infinidad de similitudes entre el propio mundo real, y el mundo de la Tierra Media.