Archive | Uncategorized RSS feed for this section

Las influencias no canónicas de Tolkien

24 May

Conferenciante: José Manuel Ferrández Bru.

Josemanuelferrandez.com

Esta conferencia, versó sobre las influencias de España en la obra de Tolkien. Si, de España.

Hay que decir algo importante de Tolkien. Nunca le gustó que psicoanalizaran su obra. No le gustaba que trataran de sacarle algún significado oculto o extraño. Para él, su obra era lo que era, sin que nadie tuviera que buscar qué es lo que había influido en que, si había significados alegóricos, etc.

Esta influencia ha pasado totalmente desapercibida en Inglaterra, posiblemente por su “chauvinismo”, haciendo que todo aquello que ocurre más allá de Gran Bretaña no tiene importancia.

Si que es cierto, que la propia biografía de Tolkien influyó en su obra, aunque él prefiera negarlo. Veamos algunos ejemplo.

-Tolkien y Frodo, son huérfanos desde muy pequeños. La madre de Tolkien murió cuando él tenía 6 años, y su padre había muerto cuando él tenía 2. Frodo es cuidado y educado por su tío Bilbo.

-El molino de Sareholle, en Birmingham. Era un lugar cercano a donde Tolkien se había criado, y siempre guardó un gran recuerdo de él. Era un lugar bucólico, en pleno campo, verde, donde él y su hermano acostumbraban a jugar y corretear. Tanto es así, que la Comarca está posiblemente inspirada en esta zona de Inglaterra. Se inspira en esta vida en el campo para realizar esta zona de la Tierra Media.

– La 1ª Guerra Mundial. Marcó mucho a Tolkien (y a cualquiera que participara en ella), y sin lugar a dudas, hay reminiscencias de esta en su obra. Podemos ver una muy clara, entre la Ciénaga de los Muertos, y la Batalla del Somme.  Es una de las batallas más sangrientas de la historia. Los obuses de ambos bandos abrían grietas en el terreno. Cuando los ingleses cargaron para tomar las trincheras alemanas, estos, armados con ametralladoras, mataron a miles y miles de aliados. Esos cuerpos cayeron en los agujeros formados por los obuses, y, cuando poco después llovió. Esos cuerpos quedaron anegados en el agua, y en muchos sitios, se les veía flotando. Es evidente, que el parecido entre una escena y otra es importante.

Más allá de estos apuntes, veamos la influencia española en su vida.

Tolkien tuvo una influencia española en su vida, y una muy importante, además. Se trata del tutor de Tolkien, una especie de padre adoptivo. ¿Su nombre? Francis Morgan. En Inglaterra. En España, era conocido como Francisco Javier (Curro) Morgan y Osborne (1857-1935). En efecto, Osborne. Venía de la misma familia que los actuales, y que Bertín Osborne. Este hombre, era un sacerdote católico, confesor de la madre de Tolkien. Hemos de decir, que su madre se convirtió al catolicismo, algo que en Inglaterra, como es evidente, no estaba muy bien visto. No es que fuera una paria social, pero poco le faltaba. Al verse al borde de la muerte, la mujer le pidió al padre Francis Morgan que cuidara de sus hijos, y que se asegurara que seguían siendo católicos. Y Francis Morgan, lo hizo. Se convirtió en su tutor. Digamos, que los adoptó. Fue su tutor hasta la mayoría de edad de Tolkien.

Francis Morgan fue su tutor y educador durante la parte más importante de la educación de Tolkien. Desde 1982 hasta 1910, en que Tolkien es mayor de edad, y poco después irá a la 1a Guerra Mundial.

Es este sacerdote quien se encarga de su primera educación, así que dejará huella en Tolkien. Es el propio sacerdote quien se encarga de pagar buena parte de su educación, tanto en Birmingham, en la mejor escuela privada que había, que era una escuela no católica (de manera que tuvo que luchar mucho para lograr introducir a un alumno católico), y más adelante, él mismo pagaría parte de la matrícula de Tolkien en Oxford.

Veamos algo de la vida de Tolkien, que tiene relación con su tutor, y con la historia de Beren y Luthien. Tolkien, cuando estudiaba en Birmingham, se enamoró de una chica. Esta chica, más adelante sería su mujer, Edith Marie Tolkien. Ellos estaban juntos, y las notas de Tolkien empezaron a bajar rápidamente. Siendo así, el padre Morgan le dice a Tolkien que debe escoger, entre ser como su hermano, es decir, comprarse una granja y se feliz, o estudiar, conseguir al menos media beca para Oxford, y dejar de ver a esa chica hasta que no sea mayor de edad.  Tolkien quería estudiar, de forma que aceptó dejar de ver a Edith, y se puso a estudiar, de manera que, finalmente, obtuvo esa media beca para Oxford. El resto de sus estudios allí se los pagó Francis Morgan de su bolsillo.

De esta historia, nace, sin lugar a dudas, la historia de Beren y Luthien. Beren, el hombre enamorado de una princesa elfa (Luthien), pero que se enfrenta a la negativa del padre de esta a permitirle estar con ella, a menos que venga con uno de los Silmarils bajo el brazo. Y Beren se va en busca del Silmaril, y finalmente vuelve con uno y puede estar con su amada Luthien. Esta historia, es obvio dónde está inspirada. El padre Morgan es el padre de la princesa.

Con todo, Tolkien jamás deja de querer a Francis Morgan. Lo llama su liberador, y dice que éste le ha dado la libertad. Más adelante, veremos las muestras de afecto que tiene hacia él.

El biógrafo de Tolkien, Carpenter, fue muy duro con el padre Morgan, y lo llamó hombre poco inteligente. También se le consideraba un fanático religioso.

Es gracioso, porque Morgan permitió a Tolkien estudiar en una escuela no católica (algo raro para alguien tan “fanático” religioso), y además, no era precisamente un hombre de escaso intelecto.

Hablemos de Francis Morgan, y sus orígenes.

Venía de una cultura anglo-hispana, del sur de España. Ingleses adinerados habían comprado tierras, sobretodo en Andalucía, y se habían dedicado al vino de Jerez. El vino lo hacían en España, y luego lo vendían en Inglaterra. Francis Morgan descendía de una de estas familias.

La élite económica de estas familias, estudiaba en Inglaterra, y Francis Morgan no fue una excepción. Estudió en el Oratorio de Birmingha, una escuela católica de Birmingham de mucho nivel académico. El propio Tolkien, de joven, pasaba mucho tiempo allí.

Una vez finalizó sus estudios en el Oratory of Birmingham, continuó con sus estudios en la Catholic University College of Kensington, un intento de crear un Oxford católico. No salió demasiado bien, y Morgan se fue entonces a la Universidad de Louvain, en Bélgica, donde paso 2 o 3 años más.

Vemos, por lo tanto, que no era un hombre de escaso intelecto. Era un hombre culto, que había tenido una buena educación.

A ello hay que añadir, que tanto el padre como los tíos de Francis Morgan eran hombres también cultos e ilustrados, y al menos su padre y sus tíos habían escrito algunos libros. Morgan, por lo tanto, tenía buenos antecedentes de cultura.

La familia de Francis Morgan, por parte inglesa, muere con él, con su hermana y con su hermano. Su hermana se hizo monja, su hermano tenía un retraso mental, y él era sacerdote. Esa rama de la familia terminaba ahí. Pero, su familia continúa por la vertiente española; los que se dedicaban al jerez principalmente.

Aparece un nombre, Cecilia Böhl de Faber, conocida como Fernán caballero en sus libros. Era una importante escritora del s. XIX, que escribía bajo seudónimo (seguramente por ser mujer, y la poca aceptación que habría tenido de otra manera). Esta mujer, tenía cierta influencia sobre la educación de Francis Morgan. Ella, pasaba tiempo con el pequeño Francis cuando este estaba en España (y era bastante niño), e incluso jugaba sobre las rodillas de Cecilia.

Por lo tanto, vemos que Francis Morgan era un hombre inglés, si, pero con mucha influencia española. Influencia que sin duda transmitió, al menos en parte, a Tolkien.

La influencia de Francis Morgan (y de la cultura española) en Tolkien

1. Transmisión de su propia tradición.

Podemos ver esto, por ejemplo, en las adivinanzas a las que juegan Bilbo y Gollum en el Hbbit. Analizándolo, 7 de las 8 adivinanzas, provienen de la literatura y tradición inglesas. La 8ª adivinanza (la del viento) viene de Cecilia Böhl de Faber, o al menos, está fuertemente influenciada por ella (tiene una adivinanza escrita muy muy parecida).

2. El gusto de Tolkien por el castellano

A Tolkien, a pesar de que no le gustaba ninguna de las lenguas romances, si que le gustaba, y mucho, el castellano (o español). La primera lengua que Tolkien inventa, el Nazareno, proviene directamente del castellano.

3. La influencia del Oratorio de Birmingham.

Cuando Tolkien se había quedado sin la beca, se dirigía a estudiar al Oratorio de Birmingham. Tiene, sobretodo, una gran influencia católica en él. Le da fuentes católicas para sus libros.

Pio X

4.  Influencias religiosas contemporáneas.

Sobretodo sacadas a través del Papa Pio X. En el Oratorio de Birmingham, uno de los sacerdotes, Denis Sheil, era muy amigo del Secretario de Estado del Vaticano, el Cardenal Rafael Merry del Val, que era español.

De Pio X, Tolkien obtiene sobretodo una retórica anti materialista. Tolkien siempre había renegado de la tecnología, y la Iglesia Católica, con Pio X al frente, tuvo una política anti materialista, anti avances, anti tecnológica.

5. Francis Morgan era un hombre rico, que pagó los estudios de Tolkien en Oxford.

Fue un segundo padre para Tolkien. Le dio amor, cuidados y felicidad. Se decía que tenía un toque andaluz. Contando que los ingleses acostumbran a tener un carácter muy distinto al de los andaluces, se entiende que a Francis Morgan lo tomaran por alguien poco inteligente, “cazurro”.

Cuando Tolkien fue al a 1ª Guerra Mundial, a pesar de estar ya junto a Edith Marie (no casados, pero si como novios), puso a Francis Morgan como persona con la que contactar en caso de que le sucediera algo.

A ello, añadamos que Tolkien, cuando tuvo su primer hijo, lo llamó John Francis Tolkien, en claro homenaje al hombre que lo había educado y acogido.

También, Tolkien, al menos a nivel anecdótico, cuando Francis Morgan ya era un anciano, se lo llevaba a la playa con su familia, para pasar el día con él.

La familia de Tolkien, sabe perfectamente de esta relación tan personal que tenía con Francis Morgan.

Podemos ver, por lo tanto, que alguien como Francis Morgan, un hombre anglo-hispano, con tanto de uno como de lo otro, siendo el tutor de Tolkien durante toda su infancia, tuvo que dejar huella, no solo como persona, sino también como cultura de la que provenía. La española.

Gracias por esta lectura. Nos vemos la semana que viene.

Sir Gawain and the Green Knight, un conte maravell`s anglès del s.XIV

24 May

Conferenciante: Lola Badia.

Análisis descroptivo de Sir Gawain and the Green Knight

Es un libro relacionado con el folklore, un “fairy tale”, un cuento de hadas, que estaban muy de moda en el s. XIV.

El manuscrito de Sir Gawain and the Green Knight, del que solo queda un ejemplar en el mundo, está escrito en inglés de las West Midlands, no en el inglés imperante de la época. Por eso Tolkien, amante de todo aquello que fuera anterior a la invasión normanda, y el inglés de las West Midlands es anterior a la invasión normanda, cogió tanto aprecio por este libro. Le sorprendía encontrar un libro de esa época escrito en ese inglés. Era algo que había sobrevivido a la invasión normanda y a los franceses.

Es un poema escrito en 101 estrofas, pero no está pensado para ser leído individualmente, cada uno leyéndolo solo, sino que está pensado para ser leído, recitado. Por ello, al leerlo uno mismo, lo encuentra muy complicado.

Sir Gawain es un problema Artúrico, por lo tanto, hay siempre unos hechos que son iguales en todo este tipo de novelas. El Rey Arturo era el mejor rey que jamás había habido. Ginebra era la mejor reina, y la más atractiva. Los Caballeros de la Mesa Redonda eran los mejores caballeros de todo el mundo. Era una forma de ser en las novelas que se repetía constantemente en el ciclo artúrico.

Todo esto, proviene de la literatura francesa y provenzal, pero se desarrolló en la literatura inglesa, dando a Inglaterra una imagen de poder.

Vamos a hablar ahora, no ya del tipo de obra, si no el propio Gawain.

Sir Gawain.

Sir Gawain es el sobrino del Rey Arturom y el mejor de los Caballeros de Arturo (en este libro, Lancelot no es importante). Este Gawain es muy distinto al de la literatura artúrica francesa. Aquí, Sir Gawain no es solo el mejor caballero de Arturo, sino que además es el caballero perfecto. En la literatura francesa, Gawain lo que es es un conquistador.

Gawain, por lo tanto, se rige por los ideales de la caballería. Así, siempre hace aquello que le corresponde hacer, aunque no le guste. Se encarga de las tareas que nadie quiere, y de todo aquello que sea muy arriesgado. Es noble, amable, serio… personifica la caballerosidad medieval más absoluta.

Cuando aparece el caballero verde, se nos da una descripción de él, un hombre enorme, con gran barba, pelo largo, todo verde (la barba, la ropa, el pelo, su cinturón…), e incluso su caballo es todo verde.Porta un gran hacha en una mano, un arma enorme, de proporciones colosales.

Este Caballero Verde, lanza un desafío a todos los caballeros de la Mesa Redonda, diciéndoles que no cree que ninguno de ellos tenga el valor de cortarle la cabeza, y dentro de un año, presentarse en el Santuario Verde, y dejar que sea él quien le corte la cabeza a su verdugo.

Ante tales palabras, el Rey Arturo está dispuesto a responder, pero Gawain, que sabe que el Rey Arturo es mayor, y que esa responsabilidad recae sobre él, acepta el desafío, y le corta la cabeza. Con todo, el Caballero Verde no muere. Sigue hablando, incluso con la cabeza cortada, y le recuerda a Gawain su deber de dirigirse en un año al Santuario Verde. El que pueda seguir hablando con la cabeza cortada es un motivo folklorico, un desafío (incluso decapitado, sigue hablando).

Durante un año, en la corte de Arturo todo son fiestas, pero finalmente, se va acercando el momento en que Gawain ha de partir, para enfrentarse al caballero verde y cumplir con su palabra. Es importante decir, que Gawain es un personaje muy devoto, es muy cristiano. Eso lo veremos en sus armas, y en su escudo, sobretodo.

Así, cuando han pasado unos once meses, Gawain se prepara para marchar a enfrentarse a su destino. Se arma como caballero (la descripción que hace el libro es realmente buena, muy concreta, y descriptiva), y así, Gawain se pone su cota de mallas, su yelmo, guanteletes, grevas, armadura acolchada… en fin, todo, y todo, en aquel momento, resplandece enormemente (las armas y armaduras resplandecían antes de iniciarse la batalla, ya que después, entre el viaje y la batalla, todo ello quedaba ensombrecido y en mal estado).

Es importante destacar el escudo de Sir Gawain. En vez de un escudo de armas, él llevaba un pentáculo, y este pentáculo representa las 5 virtudes del caballero medieval. El escudo es rojo, y el pentáculo blanco. Dentro del escudo, lleva una imagen de la Virgen María (la Madre de Dios tiene un importante parecido con Galadriel).

Gawain viaja al norte de Gales, en busca del Santuario Verde (pero no sabe dónde está, así que tendrá que buscarlo desesperadamente). Empieza a desesperar, de forma que, ante esa desesperación, pide ayuda a la Virgen María. Si no es capaz de encontrar ese santuario, no podrá cumplir con sus preceptos religiosos (quiere celebrar misa y maitines, y necesita una iglesia o un santuario en el que celebrar estos ritos). Sin lugar a dudas, esta devoción debía encantar a Tolkien, un hombre profundamente devoto y católico.

Gawain, con la ayuda de la Virgen María, finalmente, encuentra un castillo impresionante, con grandes muros, penachos, torres enormes… en este castillo, imperan las normas de la “cortesía caballeresca”. Así, todos son muy educados, galanes, etc.

En este castillo, Gawain conoce no solo al señor del castillo, si no también a dos mujeres. Una de ellas, es una vieja, y representa la vejez, el fin de la vida. La otra, es una dama joven, que representa la belleza, la vida. Es una forma de contraponer una cosa con la otra. Esta mujer joven, LA DAMA, resulta importante en la historia.

El señor de aquel castillo, le propone a Gawain un juego. Él (el señor del castillo) irá a cazar, mientras que Gawain se quedará en el castillo. Al acabar el día, cada uno le dará al otro lo que haya conseguido ese día. Gawain acepta, y el señor del castillo se va de caza. Hay 3 cacerías en total en la historia.

Empecemos por la 1ª cacería.

Sir Gawain, mientras está en la cama, observa como LA DAMA entra en su habitación, y trata de seducirlo. Él es un caballero, así que debe satisfacerla en todo cuanto ella le pida. Con todo, Gawain es capaz de resistir la tentación que en él ejerce esa DAMA, y para ello, pide de nuevo ayuda a la Madre de Dios. Al final, acepta besar a la DAMA, pero solo un beso casto en la frente.

El señor del castillo vuelve de la cacería, donde ha conseguido cazar un gran ciervo. Se lo entrega a Gawain, y este, a cambio, le da un beso en la frente por el ciervo. Se ha completado el intercambio.

2ª cacería.

Al día siguiente, vuelven a hacer lo mismo. Y nuevamente, la DAMA trata de seducir a Gawain. Éste es capaz de volver a vencer a la tentación, pero tiene muchas mayores dificultades. Con todo, es capaz de imponerse, y finalmente, con otro beso, despide a la dama.

El señor del castillo, esta vez, ha traído un jabalí enorme, que casi había logrado darles esquinazo. Vuelven a intercambiarse los regalos, y termina esta segunda cacería.

3ª cacería.

Esta es la última de las cacerías.

El señor del castillo, se pone a perseguir a un zorro, que incluso llega a salir de Gales, pero él no ceja en su empeño, y finalmente consigue cazarlo y llevarlo al castillo.

Por el contrario, Sir Gawain vuelve a enfrentarse a la tentación. Al vencerla, la DAMA le entrega un cinturón de color verde que ella llevaba. Quien lleve ese cinturón, será totalmente invulnerable. Gawain se lo agradece, y se lo pone.

Cuando el Señor del Castillo vuelve, se intercambian de nuevo lo conseguido. Con todo, Gawain olvida entregarle el cinturón (si, olvida). Es un personaje sin maldad, de manera que el olvido no es más que eso, un olvido.

Gawain, como el tiempo se le echa encima, debe partir rápidamente hacia el Santuario Verde. Con todo, lo tranquilizan, y en el castillo le dicen que el santuario está ahí al lado, cerca, y que puede marchar el propio día 1 de enero, y estar allí por la tarde. Gawain acepta, y se queda festejando en el castillo hasta que debe partir, el mismo día.

Gawain, por lo tanto, se va a enfrentarse con su destino, y seguramente, con su muerte. Se dirige hacia donde le han indicado, y finalmente llega a una cueva, en la que se oye el ruido como de la piedra de un molino. Gawain entra, y descubre que el ruido proviene de una gran piedra de afilar que tiene el Caballero Verde, en la que está afilando su enorme hacha.

El Caballero Verde, por tanto, se dispone a cortarle la cabeza a Gawain. El Caballero Verde, hace un primer intento, pero se queda con la espada cerca del cuello de Gawain. Vuelve a hacer un segundo intento, pero tampoco ahora le corta la cabeza. Gawain, enfadado, le grita que haga el favor de cortarle la cabeza de una vez. El Caballero Verde realiza un nuevo intento, y esta vez solo le hace un pequeño corte en el cuello a Gawain. Luego empieza a reirse, y le dice que no puede cortarle la cabeza, por que lleva un cinturón que lo hace invulnerable (el cinturón verde).

Esto hunde moralmente a Gawain, ya que sabe que debería haber entregado el cinturón al señor del castillo, pero no lo ha hecho. Se considera un traidor, y un hombre que no ha cumplido con su palabra. Vuelve al castillo anterior, y allí reconoce su error y su traición. En vez de enfadarse con él, todos se rien, y dicen que no era más que otro juego de amor cortés, un juego de cortesía. Lo mismo le ocurre al volver a la corte del Rey Arturo, donde todos celebran verlo sano y salvo, y consideran que todo ha sido un juego, que no ha habido ninguna malicia.

Gawain, siendo el caballero perfecto, pero, no puede aceptar esto. Es un reflejo de como la sociedad acepta que Gawain no de el cinturón para poder sobrevivir. Gawain no lo ha hecho por eso, pero se siente deprimido por su fallo. Él mismo no puede soportar no haber estado al nivel ético que el mismo se exigía. Hay una confrontación entre la ética de la sociedad y la ética caballeresca.

Relación con Tolkien

Tolkien siempre había estado obsesionado con la lengua y cultura nórdica. Esta cultura y esta lengua se conservaron en Islandia, sobre todo.

Tolkien estudia el anglosajón, es un enamorado de esta lengua, y consigue, mediante presiones, que sea una asignatura que se impartirá en Oxford (en la Universidad).

Una vez dicho esto, veamos la actitud de Tolkien frente a la literatura Artúrica.

Primero, veamos de donde proviene la literatura artúrica.

Hay un antiguo texto, escrito por Godofred de Monmouth, llamado Historia de los Reyes de Inglaterra. Esta es la base de la literatura artúrica.

Pero, en la literatura artúrica, los “malos”, por así decirlo, son los sajones, ya que Arturo es un “britano”, un celta, posiblemente galés.  Esto le ocasiona a Tolkien un problema, porque él es se considera a sí mismo un anglosajón de Mercia. Por lo tanto, los anglosajones no pueden ser los malos.

A ello, añadamos que la literatura artúrica está muy influenciada por la cultura francesa. Ya sabemos lo que opinaba Tolkien de los franceses, así que no es de extrañar que tampoco le gustara demasiado por este motivo.

Hay algo, que si que le gusta a Tolkien del mito artúrico. El final. Arturo es un Rey que al final, herido de gravedad, en vez de morir, se embarca en un navío con Morgana (su hermanastra), y ambos se van hacia la Isla de Avalon (que nadie sabe exactamente donde está). No se sabe si Arturo muere o no, pero se dice que algún día volverá a reclamar el trono de Inglaterra.

Este último punto, a Tolkien le resultó muy interesante, la vuelta de un rey que se ha ido, pero que volverá cuando su reino lo necesite.

La novela artúrica, con todo, es también una novela con un punto de erotismo. Tolkien es católico, y de esa época, así que el erotismo no le gusta nada, y menos el triángulo amoroso que siempre se daba en la literatura artúrica, entre Arturo, Ginebra y Lancelot.

También hay otro asunto interesante en la novela artúrica. El tema del Sant Greal, el Santo Grial. La búsqueda de este objeto aparece repetidas veces. Además, solo aquel que sea puro y casto podrá encontrarlo (virginidad masculina). Siendo así, es finalmente Galahad quien lo encuentra. Galahad, es el hijo de Lancelot, tiene 15 años, y es vírgen. Se da la imagen de que la abstinencia sexual es “fantástica”.

Esto, se recoge en parte en Sir Gawain and the Green Knight. Hay una lucha constante entre Gawain y la tentación, evitando caer en ella.

Este tema de la tentación, ya para acabar, es vital en la obra de Tolkien. Tanto es así, que la historia del viaje de Frodo es una constante lucha entre Frodo y la tentación. Finalmente, en Mordor, Frodo cae en la tentación, el Anillo gana, pero Gollum consigue destruirlo. Frodo se siente abatido porque la tentación ha podido con él, pero, al final, consigue recuperarse. Lo mismo le ocurre a Sir Gawain, primero está destrozado, y después, poco a poco, consigue salir de ese estado.

Hay diversos paralelismos entre la obra de Sir Gawain and the Green Knight y El Señor de los Anillos.

-Para empezar, Sir Gawain es muy parecido a Aragorn. Es un héroe dispuesto a sacrificarse, es humilde, un gran guerrero que tiene su código ético y lo respeta. Las reglas del juego cortés medieval, no tienen por qué gustar, pero hay que respetarlas.

-Hay una idealización moral del universo caballeresco; así, por ejemplo, las armas de fuego y la tecnología son malo, pero las espadas y los caballos son buenos.

-Hay una constante lucha contra la tentación (Frodo y el Anillo, Gawain y la Dama).

-Ambas son aventuras que comportan sacrificio personal.

-Hay un paso de las estaciones y una cronología interna muy apurada en ambos casos. El tiempo que pasa, y que hace que se acerque el momento de partir en busca del Caballero Verde, el viaje de Frodo, por ejemplo, por distintos lugares en distintas estaciones…

-Hay un paralelismo entre la madre de Dios y Galadriel.

– Las virtudes de Sir Gawain y de Aragorn.

-El héroe es tentado durante toda la historia, y al final, a pesar de toda su resistencia, acaba cayendo.

Hasta aquí, esta conferencia. Se ha analizado una obra de Tolkien, que es de un estilo distinto al que nos tiene acostumbrados, y al mismo tiempo, hemos podido ver algunos retazos de la influencia del libro en El Señor de los Anillos. Gracias por vuestra lectura.

Tolkien, el Hombre tras la ficción.

25 Abr

J.R.R. Tolkien: Profesor universitario y su ámbito académico.

Conferencia a cargo de Fernando Cid Lucas.

¿Quién era Tolkien más allá de su obra? Esa es una pregunta que el ponente Fernando Cid Lucas nos ayudó a contestar.

Primero de todo, hay que entender algo importante. Tolkien se consideraba inglés, muy inglés, y se alejaba de todo aquello que “oliera” a colonia (colonia entendido como un país conquistado o dominado por otro del que se extraían sus recursos naturales). Resulta gracioso este tema, sobretodo porque Tolkien nació en Sudáfrica.

Principalmente, pues, Fernando Cid se centró en Tolkien como persona, y Tolkien como profesor universitario.

Quizás, lo primero que se podría decir de él es que no encajaba en los cánones que se tienen de un catedrático. Era “perezoso” en ese sentido. Era un buen profesor en el tema de enseñanza, pero no era capaz de realizar otra labor importantísima de un profesor universitario (y más catedrático), como era la publicación de escritos, libros, diserciones… y cuando lo hacía, normalmente lo hacía a destiempo y a desgana. Su pasión era enseñar, no escribir sobre ello.

Para enseñar, utilizaba lo que podemos denominar “el método Tolkien”. En primer lugar, y muy importante para él, hacía que sus alumnos recitaran los textos, para que pudieran sentirlos. Los alumnos tenían que sentirse bardos, para poder comprender dichos textos. Era una forma de enseñanza nada común, de forma que Tolkien era el único que utilizaba este método de enseñanza. Su objetivo, no era buscar la memorización de los textos, si no la comprensión de estos. Por ello, Tolkien buscaba que sus alumnos no solo entendieran dichos textos, si no que consideraba que todos sus estudiantes tenían que ser “bardos”, o jugadlres, modificar los textos a su conveniencia, darles un “toque” personal.

Este era el Tolkien profesor universitario. Tolkien acostumbraba a ir a un Pub, el Eagle and Child en Oxford, a tomar una cerveza con sus alumnos y conocidos, y allí se dedicaba a “dar clase”, a continuar con sus explicaciones fuera de la rigurosidad de la universidad. Tolkien realmente disfrutaba con estas “lecciones”, y en ellas aprovechaba para recitar, como si realmente fuera un bardo.

Este es uno de los aspectos del Tolkien profesor, pero también como ya sabemos, Tolkien era un academicista, un hombre culto que publicó diversos escritos en su vida, en el esquema puramente filológico. El trabajo que le trajo la fama en este aspecto fue una edición crítica de “Sir Gawain and the Green Knight”. Es un trabajo compartido entre Tolkien y Edward Gordon. Ya hemos dicho que Tolkien era reacio a trabajar y escribir títulos académicos, y que normalmente era incapaz de centrarse, y por ello, de acabar dichos trabajos a tiempo. Gordon, fue quien se encargó de que Tolkien fuera cumpliendo los plazos, tirando de el para conseguir que siguiera trabajando en Sir Gawain.

Como se ha comentado anteriormente, Tolkien era “perezoso”, y eso le acarreó diversos problemas, pero sobretodo influyó en lo que fue su obra académica. Tolkien disfrutaba escribiendo el Señor de los Anillos (por ejemplo), pero sus trabajos académicos eran, para el, una fuente de ingresos, y por ello, debemos unir ahora su vida personal con su vida académica.

Tolkien era un hombre familiar. Se sabe que siempre quiso a su mujer y a sus hijos con locura, y trataba de darles todos los lujos que podía conseguir. Por ello, buscaba diversos trabajos, normalmente de tipo cadémico, que le permitieran ganar dinero y seguir manteniendo su estatus y lujos.

Así, podemos ver que dicho trabajo era para el más una obligación que otra cosa, cuando en 1925 Tolkien traduce un texto latino del s. XII en el ensayo de W. Rhys Roberts “Geral of Wales on The Survival of Welsh”. Tolkien no disfruta nada con dicho texto, pero decide realizarlo por el dinero que le pagan a cambio de él.

Pero, Tolkien, a pesar de ser un académico, disfrutaba de su trabajo con la obra de fantasía, y durante toda su vida tratará de dotar al género fantástico de un reconocimiento igual al drama o a la comedia, aunque con poco éxito. Es importante observar que la Inglaterra de Tolkien, y los círculos en los que se movía Tolkien eran selectos. No olvidemos que era profesor de la universidad de Oxford, y su estátus de profesor y catedrático, si bien se mantenía por la eminencia que era Tolkien, nunca fue realmente tomado en serio por el propio Tolkien, que siempre dejó ese trabajo de lado.

Por ello, y a pesar de ser un hombre respetado, tanto la falta de “seriedad” como catedrático, como sus intentos de darle relumbrón al género fantástico, hicieron que los círculos académicos no lo apreciaran tanto.

Así, en 1937, cuando Tolkien, en la conferencia “Beowulf: The Monsters and the Critics” defiende que la figura del monstruo es vital para que Beowulf tenga importancia, que sin dicho monstruo el Cantar carece de sentido, la crítica lo critica (valga la redundancia) con dureza. Tolkien considera que si Beowulf, el heroe, no se enfrenta al monstruo y lo vence, el propio Cantar de Beowulf no tiene ningún sentido. Dota al monstruo de un papel principal, junto al del heroe.

En 1939, Tolkien vuelve a “ganarse enemigos”. En una conferencia que da en la prestigiosa Universidad St. Andrew, “About Fairy Tales” (sobre los cuentos de hadas) el 8 de marzo de 1939, Tolkien vuelve a defender el género fantástico, a pesar de ser un eminente filólogo. En dicha universidad, se formaban algunos de los hombres más importantes de su época, lo que nos da una idea del atrevimiento de Tolkien al dar una conferencia sobre género fantástico. Dicha conferencia contará con muchos elementos de su imaginario, de lo que es su obra de ficción y fantasía. No tuvo una gran recepción por la crítica, precisamente.

En 1953, en la Universidad de Glasgow, Tolkien da una nueva conferencia sobre Sir Gawain, pero, en vez de aportar algo nuevo, sencillamente se dedica a tirar de sus notas previas, tratando sobretodo el adulterio, la tentación y el arrepentimiento que aparecen en Sir Gawain and the Green Knight.

A estas alturas, Tolkien empezaba a ser visto ya no como un eminente profesor, si no como alguien “fantasioso”, que había perdido el aura de eminente profesor y catedrático. Su interés en el género fantástico era demasiado evidente, y más después de la publicación del Señor de los Anillos.

Con todo, Tolkien tampoco pareció excesivamente preocupado. Tolkien, buscaba sobretodo mantener el estatus de su familia, los lujos, y el tren de vida que llevaba, algo que consiguió hacer con la publicación del Señor de los Anillos. Por lo tanto, pudo desentenderse de sus trabajos académicos, que le resultaban tediosos, y en los que no podía exponer todo su potencial. Tolkien, por tanto, en su obra fantástica, pudo desarrollar sus conocimientos, sus anhelos, sus pensamientos (Tolkien era un gran naturalista, consideraba las máquinas como algo malvado, y por ello, podemos ver a los elfos como seres buenos, y, por contra, los Uruk-Hai, que son creados artificalmente, ejercen de enemigos)… y además, su obra de fantasía le permitiría vivir acorde a sus necesidades, dándole dinero.

Hay que analizar, para acabar con esta conferencia, lo que fue Tolkien más allá de su obra, centrándose en Tolkien como persona.

La relación con su esposa siempre se definió como fría. A pesar de que Tolkien amaba a su mujer, siempre pareció un tanto “avergonzado” de que ella no fuera especialmente brillante en el campo académico (la esposa de Edward Gordon si lo era, e incluso ayudaba a su marido en sus trabajos). En contraposición, su esposa esa una ama de casa; Tolkien apenas paseaba con ella, o la llevaba a acontecimientos públicos.

Con todo, en relación a sus hijos, podemos decir que su relación fue mucho más estrecha. Se ocupaba de la educación de éstos, y siempre encontraba tiempo para estar con ellos. Es evidente, pues, que los amaba, y le gustaba disfrutar de tiempo con ellos. Un tiempo que tenía que quitarle a su trabajo académico.

Finalmente, podríamos decir que Tolkien, en muchas cosas, era como un Hobbit (Tolkien el Hobbit); disfrutaba muchísimo de las pequeñas cosas, de cosas sencillas, como una taza de te, pasarse horas charlando y fumando, disfrutando de la compañía de sus amigos y estudiantes, comiendo pastas y galletas… un hombre que disfrutaba de las pequeñas cosas, pero con gustos caros, y la capacidad asombrosa de costearse dichos gustos con una obra fantástica, a pesar de ser un filólogo.

Sigurd & Gudrún, Elementos de la leyenda.

7 Mar

Los Burgundios, como tribu, existieron realmente, y fueron aliados del Imperio Romano. Su relación en la Leyenda de Sigurd & Gudrún con Atila, y la gran batalla en la que finalmente fallece Gunther y el pueblo burgundio, posiblemente se base en la Batalla de los Campos Cataláunicos, donde Atila y sus hunos, junto con distintas tribus bárbaras (ostrogodos, hérulos…) se enfrentaron a una coalición de romanos, visigodos, francos, alanos, sármatas y burgundios. El resultado de la batalla fue favorable a los romanos, quienes sin embargo no aniquilaron a los hunos (Atila moriría dos años después). En la historia de Sigurd & Gudrún, dicha batalla es instigada por Gudrún, y en ella los burgundios son totalmente erradicados, como compensación, o venganza, por la muerte de Sigurd. Más tarde, la propia Gudrún morirá, no quedando claro si fue asesinada por Hildebrando uno de los caballeros de Atila como venganza por la muerte de Hagen, o suicidándose).

Se considera que la batalla de los Campos Cataláunicos fue una verdadera masacre, con entre 20 y 30 mil muertos. Según los contemporáneos “las almas de los muertos siguieron luchando en el lugar durante varias noches”. Tolkien, decide utilizar este hecho para la creación del Valle de los Muertos. Hay algo que es importante en este aspecto, y es que se cree, que Aecio, general romano, tras tener la batalla ganada y a Atila en retirada, aguardando el golpe final de Aecio, este general romano no llevó a cabo el golpe de gracia. Es posible que Turismundo, el nuevo rey visigodo proclamado en mitad de la batalla, rompió el acuerdo militar alcanzado por su padre con Aecio tras la retirada huna, abandonando los Campos Cataláunicos. El no acabar con el ejercito huno provocó que el propio Atila, un año después de esta derrota, en el año 452 d.C. arrasara el norte de Italia, siendo detenido a las puertas de Roma por el Papa Leon I. Siendo así, Tolkien podría haber “maldecido” a los visigodos, convirtiéndolos en los fantasmas del Valle de los Muertos.

Sigurd and Gudrún

5 Mar

Para empezar, y de forma general, debo decir que Sigurd y Gudrún es un libro escrito por JRR Tolkien, y que no tiene nada que ver con la Tierra Media y el Señor de los Anillos. Sirve para ilustrar como Tolkien va acumulando ideas, situaciones, que más tarde se verán reflejadas en el Señor de los Anillos, pero SyG (Sigurd y Gudrún), no es un libro que forme parte de dicho universo.

Es un libro académico. Es denso, duro, y para poder leerlo bien, hace falta tener unos conocimientos previos que nos permitirán su comprensión.

Se publica en 2009, a pesar de haber sido escrito entre 1920 y 1930, e intenta aprovechar el tirón de las películas, ahora que todo cuanto puede hacerse con el Señor de los Anillos ya se ha hecho.

Algo realmente importante, y a tener en cuenta durante todo este artículo, es que Sigurd es el héroe que mata al dragón. Es algo que debe quedar siempre claro. El concepto de que un héroe debe tener una meta, algo que le de tal “heroicidad”, es algo que se irá repitiendo en todas las historias épicas.

Analizando en si la propia obra, que es de lo que trató principalmente la conferencia, vemos que Tolkien, como academicista que fue, y amante del legado anglosajón, en el original de SyG lo escribió de forma que recordara la escritura medieval, con la misma forma. Eso hace que, si uno lee el original, le resulte realmente difícil de entender.

SyG es un libro de mitología nórdica, y crea una obra de “ficción” que recoge dicha mitología, igual que en su momento hicieran las Eddas (tanto mayor como menos) y las Sagas. Tolkien crea una obra que podría haber encajado sin problemas entre éstas, copiando la métrica existente en dichas obras nórdicas. Se recoge la Gran Historia del Norte, del héroe Sigurd (que también es llamado Sigfried).

A continuación, analizaremos las “fuentes” de la Leyenda de Sigurd y Gudrún.

Hay 2 textos en los que aparece, que son la Völsunga Saga (las Eddas), y el Nibelungenlied (la Canción del Nibelungo), aparte de la propia Leyenda de SyG de JRR Tolkien.

A continuación, daré unas breves pinceladas de ambos textos, con algunos puntos importantes.

La Völsunga Saga es un texto islandés, escrito en prosa, de finales del siglo XIII. Su autor es Snorri Sturlson (http://kirjasto.sci.fi/snorri.htm). Trata la misma temática que el Nibelungenlied, pero lo hace de forma más arcaica, “bárbara”, sangrienta. Es más duro, sin el toque cortesano típico de las historias épicas. Es una recopilación de historias, las primeras de las cuales son del siglo IX. Dichas historias van desde el s.IX hasta el s. XIII, y Snorri las recoge todas en una sola obra escrita, dado que hasta el momento, dichas historias eran de transmisión oral.

En cuanto al Nibelungenlied, está escrito en el s. XIII, es anónimo, y es de orígen germánico, no islandés. Es conocido también como “Nibelunge Not”, la necesidad de los Nibelungos, porque así es como termina dicha obra. Narra lo mismo que la Völsunga Saga, es decir, la historia de Sigfried (así se le llama en el texto germánico) y el dragón. También se introduce al pueblo burgundio (tribu germánica oriental de orígen escandinavo, de gran importancia a partir del s.II d.C., y cuyas leyendas y sagas darían lugar al Nibelungenlied) como enlace entre la historia del Siegfried y la historia real.

La obra de Tolkien,La Leyenda de Sigurd & Gudrún, Tolkien la plantea como su propia Saga, tratando de construirla con una métrica y un lenguaje apropiados al s. XIII. Dicha historia narra las aventuras de Sigurd, tras matar a Schilbungo y Nibelungo, los herederos del reino de los Nibelungos, se convierte el mismo en Rey de los Nibelungos. Siendo huérfano, su maestro y tutor, es “Mime” (también llamado Regin), un Niflungar, con gran habilidad para los trabajos manuales. Mime tiene un hermano, “Fafnir”, y entre los dos, matan a su padre, Hreidmar, y se apoderan de su tesoro (considerado maldito, y recibido por los dioses después de que Loki, uno de los dioses nórdicos, matara accidentalmente a Ódder, hermano de Mime y Fafnir. Con todo, Fafnir, siendo como es avaricioso, se transforma en un dragón y se queda el tesoro (los dragones, en el folclore europeo simbolizan la codicia, el acumular sin gastar nada. Tolkien, lo simboliza perfectamente con el dragón Smaug en el Hobbit).

Mime convence a Sigurd de que debe matar al dragón para repartirse el tesoro. Para ello, le ayuda a reforjar la espada (el nombre de ésta varia, pero se la mmala Balmung, o Gram), de su padre muerto (Sigmund), y con ella Sigurd mata a Fafnir. Una vez hecho esto, y dependiendo de la historia que uno lea, Sigurd se come el corazón del dragón (en la Völsunga Saga), o se baña en la sangre del dragón (en el Nibelungen Not), haciéndose invulnerable, con la excepción de un pequeño punto en su espalda en el que quedó alojada una flor en el momento de bañarse, haciéndolo mortal en ese punto.

Cuando Sigurd come el corazón del dragón, aprende a hablar con los pájaros, quienes le dirán que Mime pretende matarlo y quedarse el con el tesoro (también se llama Anillo de los Nibelungos, ya que la palabra anillo significa unidad, todo), con lo que Sigurd lo mata, y se queda él el tesoro.

A continuación, Sigurd se casa con Krimilda, hermana de Gunther, rey de los burgundios, a condición de que Sigurd le consiga a Gunther la mano de Brunilda, una valkiria reina de Islandia. Para poder casarse con Brunilda, quien quisiera hacerlo debía vencerla en un combate (se dice que Brunilda era mucho más fuerte que cualquier hombre). Así, Sigurd se disfraza de Gunther y vence a Brunilda, ganando la mano de ésta para Gunther. Con todo, Brunilda finalmente sabe de dicho engaño y planea matar a Sigurd, cosa que lleva a cabo Hagen, un caballero de la corte de Gunter que desea poseer el tesoro nibelungo de Sigfrido. Éste, durante una cacería, mata a Sigurd aprovechando el punto vulnerable de su espalda.

Krimilda, que está enamorada realmente de Sigurd, se refugia en la corte de Etzel (Atila el Huno), y accede a casarse con el, siempre que invite a su hermano Gunther y su corte y los mate. Atila accede, y finalmente acaba con todo el pueblo burgundio (su propio pueblo), como venganza por la muerte de Sigurd. Hay que decir, que Krimilda experimenta una basta transformación, ya que al principio, ella es una joven virginal e inocente, y acaba convertida en una conspiradora e instigadora capaz de acabar con todo su pueblo en venganza por la muerte de su amado.

 

Si bien he dicho al principio que Snorri recogió por primera vez por escrito la historia de Sigurd, hay que decir que dicha historia ya había sido recogida “por escrito”. Se trata de la Roca de Ramsund, en Suecia, y se estima que data del año 1040 d.C. Es un grabado en una gran piedra, que recoge la historia de Sigurd en distintas miniaturas, desde Sigurd matando al dragón Fafnir (número 5), a Sigurd matando a Mime (número 3).

 

 

El Hobbit (1982)

16 Feb

En la anterior entrada, aparece el juego para ordenador El Hobbit (1982), como un juego basado en texto, hecho a partir del mismo sistema que el Adventure Cave Colossal. Buscando un poco, he llegado a encontrar este juego. Es totalmente gratuito (igual que todos los demás), de forma que si alguien quiere probarlo, adelante, es totalmente libre.

http://www.zxspectrum.net/

Lo único que hay que hacer es navegar por los juegos, que están ordenados por año de publicación, ir hasta 1982, y abrir el juego del Hobbit. Acostumbrado a juegos más “modernos”, se me hace complicado poder jugar con un mínimo de fluidez, pero en fin, ahí está el primer juego de ordenador basado en el Señor de los Anillos.

El Hobbit (1982)