Tolkien, el Hombre tras la ficción.

25 Abr

J.R.R. Tolkien: Profesor universitario y su ámbito académico.

Conferencia a cargo de Fernando Cid Lucas.

¿Quién era Tolkien más allá de su obra? Esa es una pregunta que el ponente Fernando Cid Lucas nos ayudó a contestar.

Primero de todo, hay que entender algo importante. Tolkien se consideraba inglés, muy inglés, y se alejaba de todo aquello que “oliera” a colonia (colonia entendido como un país conquistado o dominado por otro del que se extraían sus recursos naturales). Resulta gracioso este tema, sobretodo porque Tolkien nació en Sudáfrica.

Principalmente, pues, Fernando Cid se centró en Tolkien como persona, y Tolkien como profesor universitario.

Quizás, lo primero que se podría decir de él es que no encajaba en los cánones que se tienen de un catedrático. Era “perezoso” en ese sentido. Era un buen profesor en el tema de enseñanza, pero no era capaz de realizar otra labor importantísima de un profesor universitario (y más catedrático), como era la publicación de escritos, libros, diserciones… y cuando lo hacía, normalmente lo hacía a destiempo y a desgana. Su pasión era enseñar, no escribir sobre ello.

Para enseñar, utilizaba lo que podemos denominar “el método Tolkien”. En primer lugar, y muy importante para él, hacía que sus alumnos recitaran los textos, para que pudieran sentirlos. Los alumnos tenían que sentirse bardos, para poder comprender dichos textos. Era una forma de enseñanza nada común, de forma que Tolkien era el único que utilizaba este método de enseñanza. Su objetivo, no era buscar la memorización de los textos, si no la comprensión de estos. Por ello, Tolkien buscaba que sus alumnos no solo entendieran dichos textos, si no que consideraba que todos sus estudiantes tenían que ser “bardos”, o jugadlres, modificar los textos a su conveniencia, darles un “toque” personal.

Este era el Tolkien profesor universitario. Tolkien acostumbraba a ir a un Pub, el Eagle and Child en Oxford, a tomar una cerveza con sus alumnos y conocidos, y allí se dedicaba a “dar clase”, a continuar con sus explicaciones fuera de la rigurosidad de la universidad. Tolkien realmente disfrutaba con estas “lecciones”, y en ellas aprovechaba para recitar, como si realmente fuera un bardo.

Este es uno de los aspectos del Tolkien profesor, pero también como ya sabemos, Tolkien era un academicista, un hombre culto que publicó diversos escritos en su vida, en el esquema puramente filológico. El trabajo que le trajo la fama en este aspecto fue una edición crítica de “Sir Gawain and the Green Knight”. Es un trabajo compartido entre Tolkien y Edward Gordon. Ya hemos dicho que Tolkien era reacio a trabajar y escribir títulos académicos, y que normalmente era incapaz de centrarse, y por ello, de acabar dichos trabajos a tiempo. Gordon, fue quien se encargó de que Tolkien fuera cumpliendo los plazos, tirando de el para conseguir que siguiera trabajando en Sir Gawain.

Como se ha comentado anteriormente, Tolkien era “perezoso”, y eso le acarreó diversos problemas, pero sobretodo influyó en lo que fue su obra académica. Tolkien disfrutaba escribiendo el Señor de los Anillos (por ejemplo), pero sus trabajos académicos eran, para el, una fuente de ingresos, y por ello, debemos unir ahora su vida personal con su vida académica.

Tolkien era un hombre familiar. Se sabe que siempre quiso a su mujer y a sus hijos con locura, y trataba de darles todos los lujos que podía conseguir. Por ello, buscaba diversos trabajos, normalmente de tipo cadémico, que le permitieran ganar dinero y seguir manteniendo su estatus y lujos.

Así, podemos ver que dicho trabajo era para el más una obligación que otra cosa, cuando en 1925 Tolkien traduce un texto latino del s. XII en el ensayo de W. Rhys Roberts “Geral of Wales on The Survival of Welsh”. Tolkien no disfruta nada con dicho texto, pero decide realizarlo por el dinero que le pagan a cambio de él.

Pero, Tolkien, a pesar de ser un académico, disfrutaba de su trabajo con la obra de fantasía, y durante toda su vida tratará de dotar al género fantástico de un reconocimiento igual al drama o a la comedia, aunque con poco éxito. Es importante observar que la Inglaterra de Tolkien, y los círculos en los que se movía Tolkien eran selectos. No olvidemos que era profesor de la universidad de Oxford, y su estátus de profesor y catedrático, si bien se mantenía por la eminencia que era Tolkien, nunca fue realmente tomado en serio por el propio Tolkien, que siempre dejó ese trabajo de lado.

Por ello, y a pesar de ser un hombre respetado, tanto la falta de “seriedad” como catedrático, como sus intentos de darle relumbrón al género fantástico, hicieron que los círculos académicos no lo apreciaran tanto.

Así, en 1937, cuando Tolkien, en la conferencia “Beowulf: The Monsters and the Critics” defiende que la figura del monstruo es vital para que Beowulf tenga importancia, que sin dicho monstruo el Cantar carece de sentido, la crítica lo critica (valga la redundancia) con dureza. Tolkien considera que si Beowulf, el heroe, no se enfrenta al monstruo y lo vence, el propio Cantar de Beowulf no tiene ningún sentido. Dota al monstruo de un papel principal, junto al del heroe.

En 1939, Tolkien vuelve a “ganarse enemigos”. En una conferencia que da en la prestigiosa Universidad St. Andrew, “About Fairy Tales” (sobre los cuentos de hadas) el 8 de marzo de 1939, Tolkien vuelve a defender el género fantástico, a pesar de ser un eminente filólogo. En dicha universidad, se formaban algunos de los hombres más importantes de su época, lo que nos da una idea del atrevimiento de Tolkien al dar una conferencia sobre género fantástico. Dicha conferencia contará con muchos elementos de su imaginario, de lo que es su obra de ficción y fantasía. No tuvo una gran recepción por la crítica, precisamente.

En 1953, en la Universidad de Glasgow, Tolkien da una nueva conferencia sobre Sir Gawain, pero, en vez de aportar algo nuevo, sencillamente se dedica a tirar de sus notas previas, tratando sobretodo el adulterio, la tentación y el arrepentimiento que aparecen en Sir Gawain and the Green Knight.

A estas alturas, Tolkien empezaba a ser visto ya no como un eminente profesor, si no como alguien “fantasioso”, que había perdido el aura de eminente profesor y catedrático. Su interés en el género fantástico era demasiado evidente, y más después de la publicación del Señor de los Anillos.

Con todo, Tolkien tampoco pareció excesivamente preocupado. Tolkien, buscaba sobretodo mantener el estatus de su familia, los lujos, y el tren de vida que llevaba, algo que consiguió hacer con la publicación del Señor de los Anillos. Por lo tanto, pudo desentenderse de sus trabajos académicos, que le resultaban tediosos, y en los que no podía exponer todo su potencial. Tolkien, por tanto, en su obra fantástica, pudo desarrollar sus conocimientos, sus anhelos, sus pensamientos (Tolkien era un gran naturalista, consideraba las máquinas como algo malvado, y por ello, podemos ver a los elfos como seres buenos, y, por contra, los Uruk-Hai, que son creados artificalmente, ejercen de enemigos)… y además, su obra de fantasía le permitiría vivir acorde a sus necesidades, dándole dinero.

Hay que analizar, para acabar con esta conferencia, lo que fue Tolkien más allá de su obra, centrándose en Tolkien como persona.

La relación con su esposa siempre se definió como fría. A pesar de que Tolkien amaba a su mujer, siempre pareció un tanto “avergonzado” de que ella no fuera especialmente brillante en el campo académico (la esposa de Edward Gordon si lo era, e incluso ayudaba a su marido en sus trabajos). En contraposición, su esposa esa una ama de casa; Tolkien apenas paseaba con ella, o la llevaba a acontecimientos públicos.

Con todo, en relación a sus hijos, podemos decir que su relación fue mucho más estrecha. Se ocupaba de la educación de éstos, y siempre encontraba tiempo para estar con ellos. Es evidente, pues, que los amaba, y le gustaba disfrutar de tiempo con ellos. Un tiempo que tenía que quitarle a su trabajo académico.

Finalmente, podríamos decir que Tolkien, en muchas cosas, era como un Hobbit (Tolkien el Hobbit); disfrutaba muchísimo de las pequeñas cosas, de cosas sencillas, como una taza de te, pasarse horas charlando y fumando, disfrutando de la compañía de sus amigos y estudiantes, comiendo pastas y galletas… un hombre que disfrutaba de las pequeñas cosas, pero con gustos caros, y la capacidad asombrosa de costearse dichos gustos con una obra fantástica, a pesar de ser un filólogo.

Tolkien, Más allád e la Tierra Media, 2a parte.

7 Mar

Una vez habiendo leído el paso de la Inglaterra romana, a la anglosajona, y posteriormente a la normanda, podemos observar con detenimiento la obra de Tolkien a nivel académico.

Tolkien, desde joven, aprendió inglés y francés, estudió latín y griego, aprendió anglosajón de jóven (su gran amor literario), e incluso creo palabras en idioma gótico antiguo. Con esto, podemos ver que Tolkien era un verdadero enamorado de las lenguas.

Incluiré un claro esquema en el que podemos ver sus obras, pero me dentendré a comentar algunos de ellos, dada su importancia. Hemos de comprender, que dicho trabajo académico es muy importante en el desarrollo de Tolkien, tanto como persona, y también como escritor de ficción. Hemos de entender que muchos de sus trabajos, son basados en el análisis de textos antiguos, dónde Tolkien da una distinta interpretación a aquella que otros críticos habían hecho anteriormente.

Uno de sus trabajos más importantes es, sin lugar a dudas A Middle English Vocabulary, que es un compendio de palabras y expresiones que se utilizaban en Inglaterra con posterioridad a la conquista normanda, haciendo una traducción de como serían dichas palabras en el inglés actual. Es publicado en 1922, y lo hace Tolkien durante su estancia en Oxford, pero es publicado cuando ya está como profesor en la Universidad de Leeds. Es una obra muy completa, que como el propio Tolkien dice, “se le va de las manos”. (http://web.cn.edu/kwheeler/Middle_English_terms2.html)

En 1925, Tolkien escribe junto con E.V. Gordon Sir Gawain and the Green Knight, y es importante, especialmente, porque el método utilizado para su escritura está basado en la tradición anglosajona autóctona, no utilizando la tradición normanda. Utiliza el verso aliterado de las West Midlands del s.XIV. Tolkien empieza a trabajar en favor de la tradición anglosajona que tanto amaba.

A continuación, y en el mismo año 1925, Tolkien realiza 2 conferencias, en las que rebate la interpretación de dos expresiones inglesas, que habían sido traducidas del anglosajón, y les da una interpretación distinta, después de buscar los orígenes de dichas expresiones, remontándose a textos de siglos atrás.

En 1929, Tolkien hace un descrubrimiento muy importante, sobretodo para él mismo. En el “Ancene Wisse and Hali Meisheel”, que son textos para anacoretas, Tolkien descubre que en las West Midlands sobrevivió una lengua más relacionada con el inglés anglosajón que con el normando, y que dicha lengua se siguió utilizando en esa región con posterioridad a la invasión normanda. Esto, para él, es un hecho maravilloso, ya que siempre considerará que la invasión normanda fue un error a nivel cultural. A esta lengua superviviente, se la llamará lengua AB. Tolkien descubre que en estos dos textos, los verbos no se habían debilitado, si no que habían evolucionado, se habían vuelto más complejos.

En 1936, Tolkien se enfrenta a muchos críticos, cuando hace su interpretación de Beowulf en,Beowulf: The Monsters and  the Critics.

Beowulf es un poema angosajón del s.VIII, aunque su ejemplar más antiguo escrito es del ss.X. Consta de 3182 versos aliterados, y es el poema más largo en lengua anglosajona que se conserva. Tolkien, en contra de lo que la crítica creía en ese momento, dice que Beowulf no es un poema épico, porque eso “no encaja” como poema épico de ninguna manera, si no que es una elegía a los días perdidos, y a la juventud que ya ha quedado atrás.

Para entender esto, hay que decir que Beowulf, en su primera parte narra las aventuras de éste, y como Beowulf (que era gauta, es decir, godo), para ganar fama, acude al Hall de Heorot, en Dinamarca, que era atacado cada noche por Grendel. Beowulf llega, y acaba con Grendel y con su madre. A continuación siendo considerado el mayor guerrero de su época, vuelve lleno de gloria a su tierra. Entonces, el texto corta, y pasan 50 años, en los que sólo se dice que Beowulf llegó a rey, y que fue un gran rey. Entonces, un dragón empieza a atacar el reino de Beowulf, y el, como gran heroe y guerrero que es, va a enfrentarse a el, acabando con el dragón, pero falleciendo el mismo en el intento.

La crítica consideraba al autor de Beowulf como “un bárbaro menos tonto que los demás”, ya que esos 50 años que el texto “se salta” hacían que el texto perdiera mucha fuera. Tolkien les dice que el texto era funcional, que el autor lo que quería no era crear un poema épico, si no una elegía a la juventud. Beowulf joven mata a Grendel y a su madre y se convierte en un heroe. Beowulf viejo se enfrenta al dragón y muere.

Posteriormente, Tolkien publicará El Señor de los Anillos, su gran obra y por la que es más recordado, dejando prácticamente de lado todo trabajo académico. Con todo, Tolkien vuelca toda su experiencia y conocimientos en el Señor de los Anillos, haciendo que esta obra sea mucho más que una simple obra de fantasía. Así, y para acabar, un ejemplo que fue comentado durante la conferencia es que Rohan y sus rohirrim, tanto por sus armas, aspecto, cultura, edificaciones… son claramente anglosajones. Tolkien siempre consideró que los anglosajones perdieron en la batalla de Hastings porque carecían de caballería, y él, al crear su trilogía, dota a SUS anglosajones de la mejor caballería posible. Si uno analiza el Señor de los Anillos partiendo de Tolkien, y conociendo a su autor, podrá ir viendo infinidad de similitudes entre el propio mundo real, y el mundo de la Tierra Media.

Tolkien, Más allá de la Tierra Media, 1a parte

7 Mar

En el seminario del día 29 descubrí, pobre y desconocedor de mi, a un JRR Tolkien muy distinto. La gente más “normal”, como yo, sabemos que Tolkien fue más que el escritor de las novelas ambientadas en la Tierra Media. Pero, viendo todo cuando ha realizado como academicista, personalmente veo que aquello por lo que más se le conoce, debería ser igual a aquello por lo que el gran público no lo conoce.

El Señor de los Anillos y el Hobbit son sin lugar a dudas sus dos obras más conocidas para aquellos que no sabemos demasiado de Humanidades ni de filología. Gracias a la conferencia dada por Rafael J. Pascual, de la Universidad de Granada, uno puede aprender, y mucho, sobre la vida de Tolkien más allá del Señor de los Anillos.

La obra de Tolkien, y su propia vida, se van a ver muy marcadas e influenciadas por algo muy anterior a el, como es la Batalla de Hastings (14 de octubre de 1066). La caída del último rey anglosajón Harold II (o Harold el Sajón), y la llegada de los normandos al trono de Inglaterra. Es el fin de una prosa y una poseia que habían estado presentes en Inglaterra desde hacía más de 1000 años. Y Tolkien pareció “incapaz de superarlo”.

Rafael Pascual nos dió una breve introducción a la historia de Inglaterra, que maracaría la prosa y la poesía de las islas, y también, y esto es lo que nos atañe, marcaría la obra de Tolkien.

A partir del año 43 d.C. los romanos empiezan a llegar a las Islas Británicas. Allí, residen los celtas, que son “bárbaros”, residentes desde hace siglos en Inglaterra. Los romanos, mucho más avanzados, conquistan Britania, y latinizan a los celtas. Así, salen los romano-británicos, que convivirán en paz hasta la caída del Imperio Romano en el s.V. Las tropas romanas que hasta entonces defendían Britania se van, para defender el Imperio, y las tribus germánicas empiezan a atacar Britania, primero en breves ataques y saqueos, y posteriormente, viendo lo indefensas que estas están, se instalan y empiezan a conquistarlas. Dichas tribus serán los anglos, los sajones y los jutos. Esta invasión divide inglaterra en 7 reinos (Heptarquía), 7 reinos germanos que se asentarán sobre las bases de la cultura romana anterior.

A partir del s.VI, se inicia un proceso de cristianización, que resulta ser bastante rápido. Los antiguos germanos, que eran paganos, empiezan a convertirse, y en Britania conviven cristianos con paganos. Es, durante el s.VI, que los germanos empiezan a aprender latín, más sencillo de escribir, que no el lenguaje rúnico que utilizaban hasta el momento. Con todos estos ingredientes, se inicia un período de esplendor cultural.

Durante el s.VIII se inicia una síntesis germánico cristiana en la sintaxis, y así, la antigua métrica aliterada germánica se uno a la nueva métrica cristiana y latina. Surge la poesía anglosajona, teniendo su máximo exponente en Beowulf, que surge en esta época.

Entre los S.VIII y IX se produce la invasión vikinga de Britania. Los que en un principio eran piratas, finalmente envían un ejercito de invasión, que conquista toda Britania, con la excepción del reino de Wessex, donde Alfredo Magno, Rey de Wessex, es capaz de detener dicha invasión, y obliga al rey vikingo a cristianizarse, y permite a los vikingos vivir en la parte oriental de las islas, habiendo sido cristianizados. Al solo quedar Wessex, Alfredo comienza a conquistar los antiguos reinos, y esto da lugar al nacimiento de lo que más adelante sería Inglaterra. Durante el s. IX, con Alfredo Magno, empiezo un nuevo período de esplendor cultural, y da lugar a la primera prosa anglosajona.

Durante el s.X, Edgar, bisnieto de Alfredo va unificando Britania, y se crea el Reino de Inglaterra. Es el 4º periodo de esplendor cultural británico.

Así, se llega al 14 de octubre de 1066. Guillermo de Normandía, sobrino de Eduardo el Confesor, considera legitimada su reclamación del tono de Inglaterra, e invade la isla, convirtiéndose en Guillermo I de Inglaterra, acabando con el reinado anglosajón en Inglaterra, e instaurando una dinastía normanda. Es así que se inicia el Middle English, que será un inglés muy parecido al actual.

Este hecho es el que hace a Tolkien obsesionarse con el anglosajon, y aprenderlo desde jóven. Como ejemplo, podemos ver el Himno de Caedmon (en el comentario 1).

Hasta aquí, la historia de Inglaterra, que nos permitirá entender la obra académica de Tolkien, y su influéncia en la obra de ficción de Tolkien.

Sigurd & Gudrún, Elementos de la leyenda.

7 Mar

Los Burgundios, como tribu, existieron realmente, y fueron aliados del Imperio Romano. Su relación en la Leyenda de Sigurd & Gudrún con Atila, y la gran batalla en la que finalmente fallece Gunther y el pueblo burgundio, posiblemente se base en la Batalla de los Campos Cataláunicos, donde Atila y sus hunos, junto con distintas tribus bárbaras (ostrogodos, hérulos…) se enfrentaron a una coalición de romanos, visigodos, francos, alanos, sármatas y burgundios. El resultado de la batalla fue favorable a los romanos, quienes sin embargo no aniquilaron a los hunos (Atila moriría dos años después). En la historia de Sigurd & Gudrún, dicha batalla es instigada por Gudrún, y en ella los burgundios son totalmente erradicados, como compensación, o venganza, por la muerte de Sigurd. Más tarde, la propia Gudrún morirá, no quedando claro si fue asesinada por Hildebrando uno de los caballeros de Atila como venganza por la muerte de Hagen, o suicidándose).

Se considera que la batalla de los Campos Cataláunicos fue una verdadera masacre, con entre 20 y 30 mil muertos. Según los contemporáneos “las almas de los muertos siguieron luchando en el lugar durante varias noches”. Tolkien, decide utilizar este hecho para la creación del Valle de los Muertos. Hay algo que es importante en este aspecto, y es que se cree, que Aecio, general romano, tras tener la batalla ganada y a Atila en retirada, aguardando el golpe final de Aecio, este general romano no llevó a cabo el golpe de gracia. Es posible que Turismundo, el nuevo rey visigodo proclamado en mitad de la batalla, rompió el acuerdo militar alcanzado por su padre con Aecio tras la retirada huna, abandonando los Campos Cataláunicos. El no acabar con el ejercito huno provocó que el propio Atila, un año después de esta derrota, en el año 452 d.C. arrasara el norte de Italia, siendo detenido a las puertas de Roma por el Papa Leon I. Siendo así, Tolkien podría haber “maldecido” a los visigodos, convirtiéndolos en los fantasmas del Valle de los Muertos.

Sigurd and Gudrún

5 Mar

Para empezar, y de forma general, debo decir que Sigurd y Gudrún es un libro escrito por JRR Tolkien, y que no tiene nada que ver con la Tierra Media y el Señor de los Anillos. Sirve para ilustrar como Tolkien va acumulando ideas, situaciones, que más tarde se verán reflejadas en el Señor de los Anillos, pero SyG (Sigurd y Gudrún), no es un libro que forme parte de dicho universo.

Es un libro académico. Es denso, duro, y para poder leerlo bien, hace falta tener unos conocimientos previos que nos permitirán su comprensión.

Se publica en 2009, a pesar de haber sido escrito entre 1920 y 1930, e intenta aprovechar el tirón de las películas, ahora que todo cuanto puede hacerse con el Señor de los Anillos ya se ha hecho.

Algo realmente importante, y a tener en cuenta durante todo este artículo, es que Sigurd es el héroe que mata al dragón. Es algo que debe quedar siempre claro. El concepto de que un héroe debe tener una meta, algo que le de tal “heroicidad”, es algo que se irá repitiendo en todas las historias épicas.

Analizando en si la propia obra, que es de lo que trató principalmente la conferencia, vemos que Tolkien, como academicista que fue, y amante del legado anglosajón, en el original de SyG lo escribió de forma que recordara la escritura medieval, con la misma forma. Eso hace que, si uno lee el original, le resulte realmente difícil de entender.

SyG es un libro de mitología nórdica, y crea una obra de “ficción” que recoge dicha mitología, igual que en su momento hicieran las Eddas (tanto mayor como menos) y las Sagas. Tolkien crea una obra que podría haber encajado sin problemas entre éstas, copiando la métrica existente en dichas obras nórdicas. Se recoge la Gran Historia del Norte, del héroe Sigurd (que también es llamado Sigfried).

A continuación, analizaremos las “fuentes” de la Leyenda de Sigurd y Gudrún.

Hay 2 textos en los que aparece, que son la Völsunga Saga (las Eddas), y el Nibelungenlied (la Canción del Nibelungo), aparte de la propia Leyenda de SyG de JRR Tolkien.

A continuación, daré unas breves pinceladas de ambos textos, con algunos puntos importantes.

La Völsunga Saga es un texto islandés, escrito en prosa, de finales del siglo XIII. Su autor es Snorri Sturlson (http://kirjasto.sci.fi/snorri.htm). Trata la misma temática que el Nibelungenlied, pero lo hace de forma más arcaica, “bárbara”, sangrienta. Es más duro, sin el toque cortesano típico de las historias épicas. Es una recopilación de historias, las primeras de las cuales son del siglo IX. Dichas historias van desde el s.IX hasta el s. XIII, y Snorri las recoge todas en una sola obra escrita, dado que hasta el momento, dichas historias eran de transmisión oral.

En cuanto al Nibelungenlied, está escrito en el s. XIII, es anónimo, y es de orígen germánico, no islandés. Es conocido también como “Nibelunge Not”, la necesidad de los Nibelungos, porque así es como termina dicha obra. Narra lo mismo que la Völsunga Saga, es decir, la historia de Sigfried (así se le llama en el texto germánico) y el dragón. También se introduce al pueblo burgundio (tribu germánica oriental de orígen escandinavo, de gran importancia a partir del s.II d.C., y cuyas leyendas y sagas darían lugar al Nibelungenlied) como enlace entre la historia del Siegfried y la historia real.

La obra de Tolkien,La Leyenda de Sigurd & Gudrún, Tolkien la plantea como su propia Saga, tratando de construirla con una métrica y un lenguaje apropiados al s. XIII. Dicha historia narra las aventuras de Sigurd, tras matar a Schilbungo y Nibelungo, los herederos del reino de los Nibelungos, se convierte el mismo en Rey de los Nibelungos. Siendo huérfano, su maestro y tutor, es “Mime” (también llamado Regin), un Niflungar, con gran habilidad para los trabajos manuales. Mime tiene un hermano, “Fafnir”, y entre los dos, matan a su padre, Hreidmar, y se apoderan de su tesoro (considerado maldito, y recibido por los dioses después de que Loki, uno de los dioses nórdicos, matara accidentalmente a Ódder, hermano de Mime y Fafnir. Con todo, Fafnir, siendo como es avaricioso, se transforma en un dragón y se queda el tesoro (los dragones, en el folclore europeo simbolizan la codicia, el acumular sin gastar nada. Tolkien, lo simboliza perfectamente con el dragón Smaug en el Hobbit).

Mime convence a Sigurd de que debe matar al dragón para repartirse el tesoro. Para ello, le ayuda a reforjar la espada (el nombre de ésta varia, pero se la mmala Balmung, o Gram), de su padre muerto (Sigmund), y con ella Sigurd mata a Fafnir. Una vez hecho esto, y dependiendo de la historia que uno lea, Sigurd se come el corazón del dragón (en la Völsunga Saga), o se baña en la sangre del dragón (en el Nibelungen Not), haciéndose invulnerable, con la excepción de un pequeño punto en su espalda en el que quedó alojada una flor en el momento de bañarse, haciéndolo mortal en ese punto.

Cuando Sigurd come el corazón del dragón, aprende a hablar con los pájaros, quienes le dirán que Mime pretende matarlo y quedarse el con el tesoro (también se llama Anillo de los Nibelungos, ya que la palabra anillo significa unidad, todo), con lo que Sigurd lo mata, y se queda él el tesoro.

A continuación, Sigurd se casa con Krimilda, hermana de Gunther, rey de los burgundios, a condición de que Sigurd le consiga a Gunther la mano de Brunilda, una valkiria reina de Islandia. Para poder casarse con Brunilda, quien quisiera hacerlo debía vencerla en un combate (se dice que Brunilda era mucho más fuerte que cualquier hombre). Así, Sigurd se disfraza de Gunther y vence a Brunilda, ganando la mano de ésta para Gunther. Con todo, Brunilda finalmente sabe de dicho engaño y planea matar a Sigurd, cosa que lleva a cabo Hagen, un caballero de la corte de Gunter que desea poseer el tesoro nibelungo de Sigfrido. Éste, durante una cacería, mata a Sigurd aprovechando el punto vulnerable de su espalda.

Krimilda, que está enamorada realmente de Sigurd, se refugia en la corte de Etzel (Atila el Huno), y accede a casarse con el, siempre que invite a su hermano Gunther y su corte y los mate. Atila accede, y finalmente acaba con todo el pueblo burgundio (su propio pueblo), como venganza por la muerte de Sigurd. Hay que decir, que Krimilda experimenta una basta transformación, ya que al principio, ella es una joven virginal e inocente, y acaba convertida en una conspiradora e instigadora capaz de acabar con todo su pueblo en venganza por la muerte de su amado.

 

Si bien he dicho al principio que Snorri recogió por primera vez por escrito la historia de Sigurd, hay que decir que dicha historia ya había sido recogida “por escrito”. Se trata de la Roca de Ramsund, en Suecia, y se estima que data del año 1040 d.C. Es un grabado en una gran piedra, que recoge la historia de Sigurd en distintas miniaturas, desde Sigurd matando al dragón Fafnir (número 5), a Sigurd matando a Mime (número 3).

 

 

Primer dia .2

19 Feb

Zonk, como había comentado anteriormente, nos dijo que la narrativa no-lineal, en su estado más puro, se encontraba en los juegos de rol. Nos habló de tres tipos de forma de enfocar la normativa de un juego de rol.

1. Gamist: Consiste en los juegos de rol de corte más épico, en los que los héroes son verdaderos héroes; el objetivo de este tipo de reglamentos es que los personajes ganen niveles y experiencia, que puedan disfrutar de cientos de combates. Es, en definitiva, un sistema que busca ganar o perder.

2. Simulacionismo: Se busca “simular” o recrear el mundo “real” en el juego de rol. Tal como dijo Zonk, tan real como pueda ser un mundo con dragones y magia.

3. Narrativismo: Las reglas del juego están destinadas a potenciar un estilo de narrativa concreto. Se busca potenciar el heroismo, de forma que el que lucha en inferioridad numérica tenga más posibilidades de ganar. Los heroes no luchan en equipo, lo hacen en solitario.

Finalmente, se hizo referencia a lo que podríamos llamar el leitmotiv de la conferencia, que son los juegos de rol del Señor de los Anillos. Juegos de rol en sentido clásico, de los de libro, papel y dados.

Hay 3 juegos de rol del Señor de los Anillos.

El primero de ellos es Middle Earth Role Playing (MERP). Fue publlicado en 1984. El sistema de juego empleado es el de Rolemaster, un sistema de juego genérico, cuya finalidad es dar un conjunto de reglas que podrán ser utilizadas para crear distintos juegos y universos.

El MERP contiene muchas tablas, muchas reglas, se preveen todas las posibles situaciones que puedan darse. Es un juego de corte simulacionista (tanto como lo pueda ser un mundo con dragones, magia y elfos). El principal atractivo de MERP, posiblemente sean la cantidad de suplementos de los que dispone. Una cantidad ingente de ellos fueron desarrollados para el juego. La idea de este juego era que los jugadores, realmente, “vivieran” en la Tierra Media. Clima, fauna, flora, migraciones… todo se recogía en distintas tablas, que permitían crear un universo lo más real posible, lo más parecido posible a lo que ocurre en los libros de Tolkien.

Con todo, el juego tiene un grave problema, y es el tema de la magia. Al leer la trilogía del Señor de los Anillos, vemos que la magia es algo que prácticamente brilla por su ausencia (la luz de Gandalf, el toque de atractivo de los elfos, y poco más). Por contra, un libro de rol que trata de ser tan parecido a la propia Tierra Media, emplea una magia poderosa y destructiva. Es el mayor pero que puede ponérsele al juego.

En segundo lugar, fue publicado el The Lord Of The Rings Roleplaying Game (LOTR RPG) en 2002. Es un juego que tiene los derechos de las películas, de manera que está muy influenciado por ellas (las dos primeras). El sistema de juego, ya no es Rolemaster, sino que utiliza el mismo que el juego de rol de Star Trek. Resulta ser un juego que, si bien trata de ser simulacionista, acaba incluyendo muchos “toques” Gamist, de forma que el juego resulta muy épico, con grandes heroes que hacen grandes cosas, y acaba resultando muy parecido a Dungeons & Dragons.

El juego acaba incluyendo mucho material de las películas (imágenes, dibujos, mapas, mismos diseños…), e incluso incluye un apartado con personajes de la saga, de forma que pueda jugarse con ellos, pero quedando, en algunos casos, diferenciado entre el personaje de los libros, y el personaje de la película, de forma que los jugadores puedan jugarlo como más les convenga (un claro ejemplo es Arwen).

A diferencia de MERP, éste solo dispuso de 4 suplementos, lo que lo dota de menores recursos para aquellos que realmente quieran inmiscuirse en la propia Tierra Media. Pero, como en MERP, si bien la magia redujo en parte su poder, sigue siendo totalmente inadecuada al universo Tolkien, siendo demasiado destructiva y podersa.

Finalmente, el tercer juego de rol basado en El Señor de los Anillos, es el Anillo Único, que salió el año pasado (2011). Por fin, un juego de rol del Señor de los Anillos tiene sistema de reglas propio, creado específicamente para el juego. Dicho juego, se ambienta en los 25 años posteriores a los acontecimientos ocurridos en el Hobbit. Se nos definió como una extraña bestia narrativista, con toques provinientes de Wargames. Se da gran importancia a la cultura de los personajes, y a aspectos claves de los personajes tales como esperanza, valor, sombra… que determinarán en algunos casos como actuará el personaje.

Se introduce un importante concepto al juego, que es el “Concepto de Comunidad” (algo parecido, según Zonk, a la comunidad existente entre los miembros de la serie “Hermanos de Sangre”). Se le da un capítulo del libro a este concepto de Comunidad, ya que se busca ver como interactuan los personajes entre si, que hacen al estar juntos, si les agrada o no el resto del grupo…

La magia resulta muy adecuada al universo de Tolkien, quedando por fin reducida a aquellos aspectos más básicos. Así, podríamos decir que el juego resulta muy fiel a Tolkien y a su idea de la Tierra Media. Con todo, también tiene un problema, aunque este es más en el sistema en si que no en su contenido, y es que resulta complicada la fusión entre narrativismo y simulacionismo que han llevado a cabo, y que hace que el juego resulte complicado.

Con esto, terminamos el resumen de lo ocurrido durante la conferencia de Zonk.

El Hobbit (1982)

16 Feb

En la anterior entrada, aparece el juego para ordenador El Hobbit (1982), como un juego basado en texto, hecho a partir del mismo sistema que el Adventure Cave Colossal. Buscando un poco, he llegado a encontrar este juego. Es totalmente gratuito (igual que todos los demás), de forma que si alguien quiere probarlo, adelante, es totalmente libre.

http://www.zxspectrum.net/

Lo único que hay que hacer es navegar por los juegos, que están ordenados por año de publicación, ir hasta 1982, y abrir el juego del Hobbit. Acostumbrado a juegos más “modernos”, se me hace complicado poder jugar con un mínimo de fluidez, pero en fin, ahí está el primer juego de ordenador basado en el Señor de los Anillos.

El Hobbit (1982)